Los niños que dejaron de sonreír es el primer libro de Fran Santana, un albañil de la localidad vizcaína de Etxebarri que tras quedarse en paro probó suerte con la literatura, un mundo en el que se desenvuelve con cierta soltura. Esta novela llegó a mis manos porque el amigo de un amigo lo conoce y me lo regaló para que pudiera leerlo. Y la verdad es que tengo opiniones encontradas sobre él.

Seguir leyendo.

Anuncios