No tengo ni idea de dónde ha salido este libro pero llevo ya tiempo viéndolo en las baldas de mi casa. No recuerdo haberlo comprado, ni me suena haberlo visto entre los libros que mi madre tenía en sus estanterías. El caso es que, siguiendo con mi empeño de no comprar más novelas hasta leer las que tengo en casa, el otro día me puse con él.

Seguir leyendo.

Anuncios