Madrid, la novela es uno de esos libros que te dejan sensación de vacío cuando terminas de leerlo. Una sensación de pérdida, como si, ahora que ya no puedo seguir leyendo sus páginas, mi vida careciera de alicientes.

Seguir leyendo en La página número trece.

Anuncios