El Exorcista es un libro que lleva en mi casa toda la vida. Está amarillo y un poco delicado por el paso de los años, y eso lo hace todavía más especial.

Seguir leyendo en La página número trece

 

Anuncios