A pesar de que me gusta mucho la novela histórica el periodo de las Guerras Mundiales no es uno de mis favoritos. Más bien me da un poco de pereza. Quizá sea porque es un tema que no domino mucho, o quizá no lo domino porque me da pereza. En cualquier caso, no suelo leer libros de esta temática. Sin embargo La caída de los Gigantes, de Ken Follet, me ha encantado.

La caída de los gigantes

Comprar aquí  

Sinopsis: La historia empieza en 1911, el día de la coronación del rey Jorge V en la abadía de Westminster. El destino de los Williams, una familia minera de Gales, está unido por el amor y la enemistad al de los Fitzherbert, aristócratas y propietarios de minas de carbón. Lady Maud Fitzherbert se enamorará de Walter von Ulrich, un joven espía en la embajada alemana de Londres. Sus vidas se entrelazarán con la de un asesor progresista del presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, y la de dos hermanos rusos a los que la guerra y la revolución les ha arrebatado su sueño de buscar fortuna en América.

Reconozco que, de Kent Follet, sólo había leído Los Pilares de la Tierra y Un mundo sin fin. Libros que devoré y que, a día de hoy, está entre mis favoritos. Pero no conocía más del autor y, para ser sincera, no tenía mucho interés en leer nada más. A pesar de que las dos única novelas que había leído me habían convencido de que es un gran escritor los títulos de sus otras historias no llamaban mi atención. No ha sido hasta que un buen amigo, y gran lector, me recomendó la trilogía de La caída de los Gigantes que me he animado.

El invierno del mundo

Comprar aquí 

Sinopsis: En el año 1933, Berlín es un foco de agitación política y social. Lady Maud, ahora la esposa de Walter von Ulrich y madre de dos hijos, publica artículos en una revista semanal que ridiculizan al partido nazi mientras su marido manifiesta su oposición en el gobierno. Sin embargo, parece que nada podrá frenar el poder ascendente del canciller Adolf Hitler. Cuando Maud recibe la visita de Ethel Williams y su hijo Lloyd, todos serán testigos de la tiranía y la represión de la nueva Alemania.
El reino del Tercer Reich se extenderá hasta Francia y más allá de la frontera rusa. Mientras, en Inglaterra, Lloyd Williams, activista político como su madre, luchará en el ejército británico para intentar frenar dicho avance, antes de alistarse en las brigadas internacionales de la guerra civil española, donde participará en la ofensiva de Zaragoza y la batalla de Belchite.
Ty Gwyn, la mansión familiar de los Fitzherbert en País de Gales, se convertirá en acantonamiento para oficiales, y durante su estancia, Lloyd se sentirá atraído por la mujer de Boy Fitzherbert, la rica heredera americana Daisy Peshkov.

La Trilogía es una misma historia en tres momentos diferentes. Es decir, que cuenta la vida de tres generaciones de diferentes familias que viven en los diferentes puntos candentes de las guerras. Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, Rusia,… todos estos lugares se conectan tanto por los acontecimientos históricos como por los asuntos personales de los protagonistas. Ficción y realidad quedan así entrelazadas de una manera totalmente verosímil. Hasta el punto que el lector se pregunta si, realmente, no hubo personas que vivieran situaciones parecidas.

Umbral de la eternidad

Compra aquí 

Sinopsis: Después de La caída de los gigantes y El invierno del mundo llega el final de la gran historia de las cinco familias cuyas vidas se han entrelazado a través del siglo XX.
En el año 1961 Rebecca Hoffman, profesora en Alemania del Este y nieta de lady Maud, descubrirá que la policía secreta está vigilándola mientras su hermano menor, Walli, sueña con huir a Occidente para convertirse en músico de rock.
George Jakes, joven abogado que trabaja con los hermanos Kennedy, es un activista del movimiento por los derechos civiles de los negros en Estados Unidos que participará en las protestas de los estados del Sur y en la marcha sobre Washington liderada por Martin Luther King.
En Rusia las inclinaciones políticas enfrentan a los hermanos Tania y Dimka Dvorkin. Este se convierte en una de las jóvenes promesas del Kremlin mientras su hermana entrará a formar parte de un grupo activista que promueve la insurrección.
Desde el sur de Estados Unidos hasta la remota Siberia, desde la isla de Cuba hasta el vibrante Londres de los años sesenta, El umbral de la eternidad es la historia de aquellas personas que lucharon por la libertad individual en medio del conflicto titánico entre los dos países más poderosos jamás conocidos.

A diferencia de lo que ocurre, en ocasiones, con las historias que se cuentan en tres veces, creo que los tres libros están muy equilibrados. Es decir, que la narración no pierde fuerza en ninguna de las tres novelas. Todas son igual de intensas y te mantienen en vilo hasta el final. Además, tal y como ocurre con las novelas históricas, provocan que el lector tenga curiosidad por conocer más aspectos de esta parte de la historia del mundo.

Anuncios