Acabo de llevarme una desagradable sorpresa al ir a poner al día el Reto Literario de 2016. Como recordaréis, al comenzar el año, publique este post anunciando que había encontrado en un blog de lecturas un reto para este año y que había decidido hacerlo mio y participar de él. Cometí el error de no copiar los requisitos que debían cumplir los 50 libros que había que leer, confiando en que con tener el enlace sería suficiente y ahora la página ha desaparecido y con ella mis posibilidades de cumplir con él.

En fin, lo volveré a intentar el año que viene.

Anuncios