Tres semanas después de la última entrada vuelvo a escribir unas líneas. Serán pocas, las justas para coger impulso y volver a la carga. He estado desaparecida porque todo el mundo tiene derecho a una mala racha, a estrés en el trabajo, desgana porque empieza el mal tiempo (aunque hoy tenemos casi 20 grados en Bilbao), pereza porque se acerca la Navidad y es una época un poco puff… Pero ya está. Ya me he recuperado, ya estoy de vuelta para seguir adelante con este blog que tanta ilusión me hace.

Anuncios