Si la crítica lo considera una de las historias más espeluznantes de la literatura universal significa que tiene opciones a ser la obra que me acompañe en la noche de los muertos.

Como ya sabéis, porque llevo varios días diciéndolo, estoy de Rodriguez estos días y así voy a pasar la noche del 31 al 1, o lo que es lo mismo, la noche de los muertos. Y como me gusta pasar miedo, soy así de rara, estoy barajando y compartiendo con vosotros mis opciones para pasar esa noche. Ya os he hablado de Sthphen King y de Abraham Merrit, y hoy toca hacerlo de Edgar Allan Poe y su cuento El gato negro.

El gato negro

Sinopsis: Un joven matrimonio lleva una vida hogareña apacible con su gato, hasta que el marido empieza a dejarse arrastrar por la bebida. El alcohol lo vuelve irascible y en uno de sus accesos de furia acaba con la vida del animal. Un segundo gato aparece en escena, la situación familiar empeora, y los acontecimientos se precipitan hasta culminar en un horrendo desenlace.

Admito que, aunque soy una gran aficionada al género de terror, todavía no me he atrevido con nada de Allan Poe porque tengo la sensación de que sí que voy a pasar mucho miedo. Por un lado me apetece leer este cuento que promete ser aterrador, pero por otro me da miedo acabar corriendo a las dos de la mañana a casa de mi madre porque no soy capaz de dormir yo sola. No sé que hacer, quizá me atreva o quizá espere a tener a mi marido en casa.

Anuncios