Después de mucho darle vueltas, de mucho pensar en los pros y en los contras, por fin me he decidido. Voy a dar el salto, voy a pasar de ser lectora a ser escritora, aficionada, por supuesto. Hace mucho tiempo que pienso en lo mucho que me gustaría dar a conocer al mundo todas las ideas que tengo en mi cabeza. La verdad es que no sé de como hacerlo pero tengo claro que lo voy a intentar.

Muchas veces he oído decir a los grandes escritores que, a veces, se sienten un poco solos porque escribir es un trabajo solitario, muchas horas delante de una pantalla de ordenador, delante de anotaciones, con mucho café y poca conversación. No sé si eso será cierto o no, pero, para sobrellevar esa situación he decidido iniciar esta nueva sección dentro del blog. Diario de una aficionada será un resumen de las dudas, de los avances, de los callejones sin salida,… de todas las emociones que sienta mientras doy forma a mi historia. Una historia que ya ha nacido en mi mente aunque todavía no he empezado a desarrollar. De momento, comienzo con esta declaración de intenciones que, aparte de servirme de desahogo, me sirve para decir públicamente que voy a escribir una historia, ya no me puedo echar atrás.

Anuncios